domingo, 13 de junio de 2010

Crónicas desde Japón (I)

La invitación para un congreso me trajo por primera vez a Japón. Son tantas las cosas que pasan por los ojos, la cabeza y el estomago, que decidí ir escribiéndolas. Más que para ofrecerlas a los lectores del blog, para no olvidármelas yo. También para hacer economía de recursos y contar de una sola vez, las cosas que voy viviendo, evitando escribir múltiples emails contando lo mismo.

Por cuestiones de la agenda del congreso, llegué a Japón sin pasar por Tokio. Eso, lo dejo reservado para los últimos días. Así que mis impresiones se irán construyendo a medida que vaya avanzando. No busco realizar reflexiones sistemáticas, profundas y sostenidas en estudios antropológicos actuales. El objetivo de los próximos post será –solamente- poner en palabras las sensaciones e intuiciones que voy desarrollando. Arigatoo gozaimasu.
(Escrito en Kyoto, 12/06/2010)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Acto de generosidad compartir con la audiencia la experiencia nipona, o serà amarretismo y buena ocasion para zafar del club de fans y publico voraz ansioso del minuto a minuto de las travesias explicacionistas?
motivo que fuera, ansìo la escritura del heroe positivo.

monica dijo...

Como caer en un planeta desconocido ¿verdad? seguí contándonos y... veo que sushi sí comíste

pasalo bien, y cuidate
un abrazo,
Mónica